..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

sábado, 25 de marzo de 2017

El ser y la nada...


¿Quien eres tú entre los mortales?

Pregunta Diomedes a Glauco en el fragor de la pelea, sabiendo que todo ser humano es efímero y que si acaso después de su muerte deja algo para el recuerdo...Es ya famosa la respuesta de Glauco, que sumerge en el dominio de la naturaleza esa pregunta aludiendo a la individualidad por su linaje, pues dice más o menos: las generaciones nacen, perecen y se esparcen como las hojas, o reverdecen así mismo como el bosque.

Es verdad que con las palabras que hemos heredado podemos decirnos aquellos momentos en lo que hemos sido algo más que el aire que se lleva los días.

El "quien eres" pregunta por lo que has hecho, lo que has vivido; lo que has gozado o sufrido. Con esa pregunta se interroga por lo que se es o se quisiera ser...por sus realidades o sus sueños...Porque todo sueño de alguien es el sueño de una vida y una memoria...o es una sombra de sueño que sueña...Pero el sueño  de alguien real nos deja, al desvanecerse, el sustento del cuerpo, la consistencia de la carne...y el sueño de una sombra es igual a la nada...

Y...

Porque conocerse a si mismo es , sobre todo, re-conocerse, poder encontrarse en el complejo hueco de la intimidad... elementos que indiquen el sustrato coherente que articula cada personalidad por muy deshilachada que esté, y buscar en lo irreal, en ese fluir azaroso...la necesidad de enhebrar nuestro pensamiento al aire de incoherentes momentos soñados...

Los sueños son realidades proyectadas en nuestra mente...sombras vivientes del inconsciente...tal vez proyectos que aún no hemos vivido...


martes, 21 de marzo de 2017

¿Habrá castigo para los malvados?


Pasarán siglos de miseria,
llanto, dolor y veleidades.
Pasarán torturas, muerte,
atrocidades.

Y otras modas vendrán
con nombres nuevos.
Y otras guerras nuevas
con nuevas armas.

Se repetirá el dolor y el llanto...
Y ellos, los malvados, seguirán ahí,
con la mirada hueca, enmohecida.
Sin mover un dedo,
sin un gesto
que nos dé una pizca de esperanza.

Y seguirán caminando descalzos,
postrados
(necesitan creer y creerán)
¡Se asirán a un clavo ardiendo!
Y  seguirán esperando...
sin un milagro
ni una aparición...
Sin un ángel que avale 
las mentiras 
de los corruptos malvados.


sábado, 11 de marzo de 2017

A TORO SALVAJE


...por ser un poeta tan único, por hacernos ver la vida tal y como es; tan de verdad.

En estos días, y leyendo al poeta de la mirada clara...al que con absoluta crudeza cada día nos escribe sobre la vida y sus extrañas contradicciones, y reflexionando sobre este universo abierto por la "theoria" quisiera traer a la memoria de nuestro presente y en homenaje a esa incansable escritura poética, a esa maravillosa creación del hombre con su cuerpo, con el dolor, con las heridas...y con la muerte... a ese Toro Salvaje que burla los burladeros...con todas esas secuencias de la vida y que nos lo transmite con un gran realismo literario, que salen de su corazón. Porque el poeta siempre mira al mundo y a los seres que lo habitan.

Y ahora yo, precisamente ahora, que casi ya he llegado a la cima de la montaña, y que subir algo más allá, sería la mansión lejana y extraña del cielo. Ahora que ya sólo me queda descender por el otro lado de la montaña, tan abrupta, tan costosa seguramente y tan insegura...y que cuya meta es el fin de unos pies clavados en la tierra.Y en la que recapacitar con y lo que eres, en lo que se configura la única y verdadera relación con mi yo y mi cuerpo. Quizás recordando remotamente el texto de La Ilíada, el primer momento literario donde se habla también del cuerpo y de la vida...

Porque son todas las noticias sobre la vida y los problemas  que plantea  la antropología homérica y los conocimientos de la anatomía y la cirugía que nos permite entenderla.

Y donde aparece el verbo, esa fuerza que por sí misma es capaz de configurar, determinar y dinamizar la realidad. El verbo del que se deriva querer decir... brotar, nacer, aparecer...crecer. Lo contrario, pues, de terminar, acabar, perecer...
Porque sólo los inmortales dioses del Olimpo, quedan libres de esa carga que impone ser parte de la Naturaleza.

******

MISTERIO
Tiene que haber un sentido
un principio irracional y bello
vedado a los ojos del hombre
y allí lejos de nuestro alcance
debe existir un lecho del tiempo
donde el misterio duerme
al cobijo de una manta de cielo
que lo arropa en silencio.

¿?

¿Quién nos puso
en esta cárcel
de piel y huesos?

¿Cuántas vidas
hemos de vivir
ignorantes y presos?

TORO SALVAJE



martes, 7 de marzo de 2017

Un gato en el jardín...


EL GATO EN EL JARDÍN DE LAS DELICIAS


El jardín de las delicias es una de las obras más conocida de El Bosco. Se trata de un tríptico pintado al óleo. Cuando está cerrado representa el tercer día de la creación. Cuando está abierto, hay tres escenas: el panel izquierdo representa el paraíso; el del centro la lujuria; y el de la derecha, el infierno.

En los tres paneles, el Bosco inmortalizó también a los gatos, pues parece ser que les tenía mucha admiración y cariño. Y para algunos estudiosos del arte, son estos animales los que representan en esencia el significado de cada panel.


En el panel izquierdo se puede ver a un gato con un ratón en la boca; su aspecto es tranquilo e inocente, como Adán y Eva antes de conocer el "pecado".


En el panel central, aparece un gato más estilizado y seductor, que participa activamente en la degradación humana al llevar sobre su lomo hombres y mujeres desnudos hacia la perdición.


En el panel derecho, aparece un gato de aspecto diabólico, que tortura a un condenado haciendo ruido con un tambor y no dejándole descansar en paz.

*******
Los gatos, han sido desde la antigüedad, considerados como animales mágicos y misteriosos. El vínculo que existe entre un gato y una persona es algo único e inexplicable, no lo entiendes hasta que no has tenido uno, y para llegar a conectar con ellos debes respetarlos por encima de todo. No todo el mundo es capaz de llegar a tener una relación auténtica con un felino, su carácter solitario, individualista e independiente lo hacen el animal perfecto para convivir con los artistas.




Solamente esto es una pequeña muestra, ya que son incontables los escritores, pintores y escultores que han adorado y adoran a los gatos.


viernes, 24 de febrero de 2017

Travestismo en el séptimo día


En la Biblia se relata que: " Viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron de entre ellas por mujeres las que bien quisieron". (Génesis 6)

Para los que dudan de que si los ángeles tienen sexo, este texto bíblico puede arrojar algo de luz al asunto...Y, yendo un poquito más allá, se puede pensar que los ángeles buscaban otra modalidad sexual, ya que si las hijas de los hombres les parecían hermosas ¿lo eran más que sus compañeras del cielo, las ángelas? Y si solo existían ángeles y ellos sintieron atracción sexual por las mortales ¿cómo habían satisfecho antes sus exigencias sexuales?

¿Y los hombres?

¡Oh, los hombres!

Los hombres al ver que Lot había alojado a uno ángeles en su casa, despreciaron a las doncellas que se les ofrecía y prefirieron conocer a los ángeles (Génesis 19). Pues al parecer los ángeles ya estaban hartos de hacérselo con su propio género. Y los hombres... empezaron a buscar estrategias para engañar a los ángeles y cohabitar con ellos...

--"Queremos conocerlos", nosotros tenemos corazón de mujer y deseamos amarlos- y empezaron a lucir las joyas y los ricos brocados de sus túnicas. Algunos se trenzaron los cabellos y simularon los bellos rostro de mujer con aromáticos aceites y encendieron sus labios con el jugo de las fresas y perfumaron sus cuellos con almizcle.

Y...

Vieron los hombres que esto era bueno; lo que Dios había creado...

Y...¿vio Dios ser bueno cuanto había creado?

La cuestión es que hubo tarde y mañana...

Séptimo día ¿de descanso?

domingo, 19 de febrero de 2017

Los amantes...del almizcle...


Él era un adicto al placer físico. Al placer sexual. Había explorado todo su cuerpo para saber  cuales eran sus zonas más erógenas...y cada día estaba experimentando para llegar a esas culminaciones  más álgidas...esas que, como el gato de Algalia que tiene una perfumada bolsa que se emplea en perfumería...algo tan silencioso y tan sutil, como el perfume de almizcle que se obtiene de una glándula situada en la región umbilical del almizclero...

Él tenía ese deseo carnal que le hacía enloquecer...quería llegar al máximo placer. Y  un buen día, y por azar...y sin saber cómo ni porqué encontró a su a álter ego; esa persona que llegó a conocerle tan bien... que depositó toda su absoluta confianza sin restricción alguna en ese nuevo amigo.... Con él se entregaba a los placeres carnales sin ningún pudor, sin ambages ni cortapisas...explayando sus deseos sin ningún tipo de restricción, llegando a experimentar esa ambrosía cual manjar divino sólo concedido a los dioses...

Y como un anubo que se colgaba sobre su cuerpo para celebrar los placeres más divinos...y que le inspiraban los poemas más hermosos...porque los dioses tienen un sentido muy particular del sexo y, como los ángeles,  pueden disfrutan con ello tanto o más que con el amor de las mujeres...

Así que se apartaron de todo y del mundo, como anacoretas que viven en solitario retirados del comercio humano y entregados a su mundo tan particular y lujurioso...enteramente entregados a la contemplación y al deseo de sus cuerpos...


El TEMBLOR

La lluvia 
como una lengua de prensiles musgos 
parece recorrerme, buscarme la cerviz, 
bajar, 
lamer el eje vertical, 
contar el número de vértebras que me separan 
de tu cuerpo ausente.

Busco ahora despacio con mi lengua 
la demorada huella de tu lengua 
hundida en mis salivas.

Bebo, te bebo 
en las mansiones líquidas 
del paladar 
y en la humedad radiante de tus ingles, 
mientras tu propia lengua me recorre 
y baja, 
retráctil y prensil, como la lengua 
oscura de la lluvia.

La raíz del temblor llena tu boca, 
tiembla, se vierte en ti 
y canta germinal en tu garganta.

José Ángel Valente

lunes, 13 de febrero de 2017

Un ente...del lado oscuro...

Me pusiste sobre tu espalda y tus hombros como un amito sacerdotal mientras oficiabas  mis deseos en ti. Y te daba igual que yo ya no te sintiera. Me seguías utilizando aunque ya solo fuese un anacronismo. Y te erigías ante mi como un atleta griego presumiendo con tus aires de vencedor...

Y me exhibias  tus dotes oratorias con tus ya acostumbradas anáforas que ya no sabías cuando parar...y volvías a la carga una y otra vez...me parecías un ser  cargado de andromania con esa supremacía tuya de querer demostrar en todo momento tu fuerza física...y a veces... demostrándolo tan exageradamente que resultabas hasta ridículo, como un ser sin alma, lleno de apariencia... como un androide, con ese físico de autómata...con la máscara fría que siempre cubría tu faz.

Todo en ti era una consecución de descontroles, algo así como una leyenda llena de  simbologías... de querer formular preguntas para responderlas tú mismo. Exhibias, innecesariamente, tus conocimientos sobre los cíclopes que Ulises encuentra al huir del país de los lotófagos "que se alimentaban de flores". De esas utopías querías nutrirte tú también. Eras para mi, por todo eso, el ser más falso y despreciable por antonomasia...

Y...

He necesitado tiempo para poder despertar a mis ojos, para ver la longitud y el poder de la llanura invisible que no podía vislumbrar que había ante mis atónitas pupilas. Esa ceguera que me tenía atada a ti como si tú fueras la luz de mi desierto. Ahora ya he podido comprobar que tan sólo eras un espejismo. Y sólo pude ver la verdad cuando, por azar, pude abandonar el desierto...