..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 26 de junio de 2017

Araceli


Un post dedicado a mi querida tía abuela...

Si la miras sin pararte mucho en los detalles se la ve bien. Pero se la ve preocupada. Y es que le está llegando la vejez por momentos. Ella se creía hasta ahora que esa etapa no la contemplaría, pero es que mi tía Araceli...todo lo que sea pensar sobre el deterioro físico...ella cree que eso no va con ella. Bueno, eso era hasta ahora, que el otro día la pillé mirándose al espejo con un rictus de decepción al contemplarse. Creo que ya está empezando a asimilarlo. Claro que, como ella dice, menos mal que la cabeza la tengo en su sitio...porque lo que es todo lo demás...y es que aún tiene en cuenta todo lo que aún le funciona bien: el aparato digestivo, los riñones, el hígado, el corazón, bueno de ese no está tan segura.  Pero en lo concerniente a todo lo que es el "chasis"...las articulaciones, los huesos, y lo de la espalda...eso ya es imparable. Con razón, desde ya miles y miles de años los griegos se divertían jugando con los enigmas para responder a la pregunta: ¿Qué ser tiene cuatro patas a la mañana, se apoya en dos hacia la tarde y en tres al final del día?

(Sonrío)

Y aún así, mi tía abuela aún le da muchas gracias a la naturaleza, por no enviarle un quiste raro de esos, o un cáncer, o un ictus...y entonces se siente más animada pensando que lo mejor de todo es que no le falla la memoria, ella dice que aún las neuronas cumplen su función con recuerdos agradables, y sin olvidar el presente. Así que de seguir así...está pensando en donar su bendita cabeza para la ciencia.

Y...

a mi me ha dado mucho que pensar...porque si no te mueres antes...habrá que contemplar eso de la vejez...y yo no sé...porque aunque ella es hermana de mi abuela...mi abuela tenía otro temple: era mucho más consciente de su cuerpo...en fin.

Que como no sepa administrar bien esas ilusiones suyas...la veo sufriendo por no poder domar su cuerpo maltrecho...y es que tiene que ser duro cuando se ha sido un bellezón, tener que aclimatarse a la última etapa de vida...


22 comentarios:

  1. Envejecer es personal, cada uno a nuestro aire, los que ya tenemos experiencia sabemos que los consejos, como todo lo gratis, no tiene sentido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque en esto como en todo, Ester, de nada sirven los consejos, cada uno sabe lo suyo y como siempre se dice cada persona es un mundo a parte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué curioso: tenía una tía con elmismpo nombre y las mismas inquietudes.
    Curioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que hay mucha gente así, que se creen que con ellas eso de la vejez...
      Es curioso, el nombre, sí, porque en realidad no es un nombre tan común.
      Beso.

      Eliminar
  3. Es duro ver como se deteriora tu cuerpo cuando sigue tu mente intacta. Pero tampoco es plato de buen gusto que vayas perdiendo la cabeza con la edad. he vivido de cerca los dos extremos y te aseguro que yo prefiero morirme entera aunque sea unos años antes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la edad no sé si al final terminaremos cambiando, yo creo que no, mi abuela decía que por dentro ella era como aquella muchachita llena de ilusiones de sus quince años...pero siempre tuvo los pies en el suelo aunque soñara entre nubes...
      Pero cada persona es única.

      Eliminar
  4. La vejez y la muerte dos temas que esquivamos porque nos asustan, nos colocan ante un espejo y aguardan pacientes nuestra reacción, podemos haber pensado en ello, haber estado atentos al proceso en personas cercanas, haber profundizado en la idea de ir perdiendo poco a poco lo que nos conforma, pero hasta el día en el que el reflejo nos retrate en el otro lado de la cinta no sabremos cómo seremos viejas.

    Un beso a Araceli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que cuando vemos a las personas mayores pensamos que ellas siempre han sido así, y que nosotras seguiremos siempre igual. Y tienes razón, no son cosas en las que nos guste pensar...pues siempre pensamos que eso está muy lejos...

      Araceli no es muy de besos, pero creo que el tuyo lo va a agradecer.

      Besos, Piluca.

      Eliminar
  5. La belleza es subjetiva; creo que es una de las reflexiones a tener en cuenta para asimilar con naturalidad esa etapa de deterioro de la vida… claro, que esto es fácil decirlo, y no tanto experimentarlo en la propia piel… En cualquier caso, la verdadera juventud reside en ese lugar de nuestro yo más profundo, ese que no entiende de tiempo y que Es, desde el Sentir que lo empuja, a veces tan vital, que se refleja en ese exterior que nos envuelve, por lo que incluso hasta en esa vejez, se puede vislumbrar la juventud y la belleza… Todo lo contrario sucede, cuando uno se deja, cuando uno muere lentamente por dentro, cuando la ilusión se apaga, cuando todo ápice de vida se desvanece sin poner resistencia… Así que bueno, si todo es parte de la vida y nosotros somos parte de ese todo, qué mejor que aceptarlo y disfrutar cada etapa con los labios del alma pintados de rojo…

    Precioso post, mi querida Marián… Me encanta y me encantas…

    Bsoss y cariños enormes, y muy feliz día ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la belleza física de las personas es un golpe de vista; en el primer momento te impacta y luego ya por la fuerza de la costumbre las terminas viendo normales. Lo que tiene que ser doloroso es quien ha vivido de su físico y ha sido admirada por ello...y vean cómo el espejo es su peor enemigo...y como muchos que eran felices contemplándolas se van apartando, como en el caso de las divas del cine. En fin, muy doloroso. Y mejor tener una coartada al margen de la belleza para seguir siendo felices.

      Muchísimas gracias, querida amiga, y gracias por todo.

      Montonazo de besos.

      Eliminar
  6. Lo importante es pensarse

    Ahí ves como fuiste, como eres y que la evolución satisface.

    El cuerpo, eso sí, no tiene remedio

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo que quieres decir es que lo mejor es la autoestima, y que el cuerpo que siga su curso y que todo lo veamos dentro de lo normal. Pues sí.

      Besos.

      Eliminar
  7. Me detuve en esta publicación tuya porque es grato comprobar, como que lo pienso así, que quienes ven el lado erótico de la vida son además seres muy sensibles en lo humano.
    Y no hablo de cualquier erotismo barato, hablo de lo que veo en tu sitio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Navegante, este blog te cuenta de todo, "nada te digo todo te lo cuento" a veces vienen las musas y se quedan un ratito y otras veces se desvanecen en el alféizar de la ventana...a veces me dejan migajas de inspiración y otras ni se muestran, pero el ejercicio de escribir siempre es estimulante. Y me ha encantado que te hayas detenido aquí y que hayas tenido la generosidad de dejar comentario. Gracias, Navegante, por tus amables palabras.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Yo creo que todos al llegar a la vejez tendremos nostalgia de un tiempo pasado o de algún aspecto de lo vivido o tenido. Para mí pasa también en edades de madurez. Lo importante es poder llegar a la vejez con dignidad, con una salud estable y con una buena actitud para enfrentarla.

    Besos dulces y dulce semana Marián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida va por etapas y es como el tiempo, siempre en movimiento hacia adelante...pienso que cuando se llega a la pubertad, después de la niñez, y luego entramos en la adolescencia estamos como en momentos confusos; como en un periodo de transición...pienso también que la vejez será lo mismo, que hay que pasar esos momentos hasta que ya te veas inmerso en ello...creo.

      Muchos besos, Poeta.

      Eliminar
  9. Quizás el miedo más grande de una persona mayor sea, ir perdiendo facultades (usar lentes más fuertes, sentir achaques de salud, necesitar ayuda para algunas cosas, etc.). Así pues, el panorama se ve difícil, pero… ¿Cuándo la vida fue fácil?
    No fue fácil aprender a caminar, a leer, a contar, a montar bicicleta, los exámenes, la adolescencia, ilusionarse por vez primera, entregar el corazón, recibir besos de Judas, ingresar a la universidad, trabajar, enamorarse, formar un hogar, educar a los hijos, verlos partir, enterrar a nuestros mayores, sentir que nos falta mucho por lograr y poco tiempo para hacerlo. En resumen, la vida siempre fue bella, pero NUNCA fue fácil, por lo tanto, no esperemos que sea fácil al final.
    Tu tía abuela, aunque jamás llevó una corona en sus sienes, es una reina y supo hasta hoy vivir con salud y en armonía con su cuerpo, el amor que le tienes delata que hizo lo necesario para merecer todo lo bueno que la vida le otorgó.
    No te apenes por ella, porque (te lo aseguro) mientras tenga un hilo de existencia, seguirá buscando o inventando de ser necesario, la forma de ser feliz y de hacer felices a los demás. Porque llegado el momento crítico, a personas como ella, el tiempo puede quitarle la agudeza de sus ojos, pero no la dulzura de su mirada, los años pueden arrebatarle la tersura de sus labios, pero jamás la ternura de su sonrisa, porque a seres gigantes como ella, la muerte solo puede quitarles la vida, pero jamás lo vivido, puede arrebatarte su presencia, pero nunca su cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi tía abuela lo que me hace sentir es un profundo cariño, y aunque la veo preocupada por su aspecto físico, sé también que por su experiencia vivida sabe mucho de la vida, y siempre ha sabido que lo más importante es quererse a uno mismo para así querer a los demás, lo que a ella le encanta es gustar a los demás, hacerlos felices con su presencia, y cuando se ve que ya no es tan seductora con su físico; que la empiezan a respetar en exceso, que ya no la gastan tantas bromas, (por la susceptibilidad que ella pueda sentir), y además que nosotros , los más jóvenes la decimos a veces cosas atrevidas...pensando que ya no es peligroso lo que ella pueda pensar...ese exceso de respeto por considerarla ya una persona mayor... eso es lo que la hace sentirse que ya está fuera de la circulación... esas cosas...esas risas que entre la gente más joven no le damos importancia...eso también es lo que la hace sentirse mayor...

      Pero claro que sí, que ella es una luchadora nata, siempre lo ha sido, y por supuesto como tú dices, Juan Carlos, sabrá buscarse la vida y ser feliz.

      P.D. Voy a darle a leer este comentario tuyo, que seguro que la va a encantar...porque tus palabra son un canto a la vida, contemplando todas sus consecuencias, pero el paso de los años nunca podrá aniquilar la belleza de una esencia...el SER interior, ese nunca pierde su belleza y su brillo.

      Eliminar
  10. Envejecer es un estado de la mente y como uno mismo se percibe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Lleva mucho tiempo llegar a ser joven."
      Eso decía Picasso, y mira todos los años que vivió siendo joven.

      Eliminar
  11. Personalmete no es a la vejez a lo que temo sino al deterioro profundo. Esa.mala memoria q tiene la.muerte y nos deja en ese no vivir. Buena entrada dura si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo bonito que sería vivir a tope cien años y una noche al acostarse...¡zas! y ya está. Pero no, la muerte es así, va llegando con saña ¡es tan poco elegante!

      Un beso, Demian.

      Eliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.