..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 26 de junio de 2017

Araceli


Un post dedicado a mi querida tía abuela...

Si la miras sin pararte mucho en los detalles se la ve bien. Pero se la ve preocupada. Y es que le está llegando la vejez por momentos. Ella se creía hasta ahora que esa etapa no la contemplaría, pero es que mi tía Araceli...todo lo que sea pensar sobre el deterioro físico...ella cree que eso no va con ella. Bueno, eso era hasta ahora, que el otro día la pillé mirándose al espejo con un rictus de decepción al contemplarse. Creo que ya está empezando a asimilarlo. Claro que, como ella dice, menos mal que la cabeza la tengo en su sitio...porque lo que es todo lo demás...y es que aún tiene en cuenta todo lo que aún le funciona bien: el aparato digestivo, los riñones, el hígado, el corazón, bueno de ese no está tan segura.  Pero en lo concerniente a todo lo que es el "chasis"...las articulaciones, los huesos, y lo de la espalda...eso ya es imparable. Con razón, desde ya miles y miles de años los griegos se divertían jugando con los enigmas para responder a la pregunta: ¿Qué ser tiene cuatro patas a la mañana, se apoya en dos hacia la tarde y en tres al final del día?

(Sonrío)

Y aún así, mi tía abuela aún le da muchas gracias a la naturaleza, por no enviarle un quiste raro de esos, o un cáncer, o un ictus...y entonces se siente más animada pensando que lo mejor de todo es que no le falla la memoria, ella dice que aún las neuronas cumplen su función con recuerdos agradables, y sin olvidar el presente. Así que de seguir así...está pensando en donar su bendita cabeza para la ciencia.

Y...

a mi me ha dado mucho que pensar...porque si no te mueres antes...habrá que contemplar eso de la vejez...y yo no sé...porque aunque ella es hermana de mi abuela...mi abuela tenía otro temple: era mucho más consciente de su cuerpo...en fin.

Que como no sepa administrar bien esas ilusiones suyas...la veo sufriendo por no poder domar su cuerpo maltrecho...y es que tiene que ser duro cuando se ha sido un bellezón, tener que aclimatarse a la última etapa de vida...


jueves, 22 de junio de 2017

Olas de palabras


Como el agua que juega con el aire, así cuando se juega con las palabras no se necesita un riguroso conocimiento de las mismas. Es más, incluso diría que es  mucho más importante y necesario un aporte de eclecticismo...ni tampoco resulta inevitable cuando de lo que se trata es de recrearse en el vaivén de las olas sin buscar la verdad...

Las palabras pueden ser como el agua que trascurre en el susurro placentero y tranquilo de un río, o como el  enfadado y veloz movimiento de un mar  embravecido...todo va según las necesidades literarias...el determinismo con el finalismo, el infinito con lo indefinido, el subjetivismo con el idealismo, el plano lógico con el plano ontológico...es disfrutar simplemente con lo que es un sofisticado pasatiempo.

Eso sí. Procurando siempre caminar hacia un intelecto limpio y trasparente, ajeno al tumulto...y es fascinante seguir jugando sin participar en el duro proceso de la verdad. O discutir sobre todas esas verdades que se presentan altivas y discutir por el solo placer mental de la discusión, "la discusión con palabras sobre palabras". Y con ellas, las palabras, (la literatura) podemos buscar el orden en el tumulto, la calma en la inquietud, la paz en la desdicha..."construir un universo de fantasías"...Pues en definitiva, nuestra visión del mundo es subjetiva, y cada uno de nosotros está creando jardines, colores, músicas...espacios delicados o vulgares, complejos o simples, según nuestra imaginación y nuestro supuesto talento...


domingo, 18 de junio de 2017

El artista es el mundo...


Por la época en que escribía Madame Bovary, escribe Flaubert en su Correspondencia: "Es algo delicioso cuando se escribe no ser uno mismo, sino circular por toda la creación a la que se alude. Hoy, por ejemplo, hombre y mujer juntos, amante y querida a la vez, me he paseado a caballo por un bosque, en un mediodía de otoño bajo las hojas amarillentas; yo era los caballos, las hojas, el viento, las palabras que se decían y el sol rojo que hacía entrecerrar sus párpados, ahogados de amor."

Hoy he cerrado los ojos para saborear con deleite y a través de su voz, esta bella reflexión del autor de Madame Bovary, obra que refleja una de la más auténtica y a la vez complicada historia del mundo interior de una mujer...

******

hoy
Me ha desnudado la voz de mi amado...
ha encendido mi deseo...
tan sólo evocando todos esos mundos ocultos
entre los recovecos de mi cerebro y mi piel...
Y es que amar es enamorarse de la misma persona todos los días,
sin hacer antigüedad de los momentos...
evitando la monotonía...


miércoles, 14 de junio de 2017

Todo...todo ya estaba escrito...


Una mujer se prueba un sombrero  frente a un espejo. Esto es un fragmento de "El molino del Floss", pero es Proust. Quiero decir, el germen de Proust. También Faulkner proviene de Joyce, de Huxley, de Balzac, de Dostoievsky. Hay páginas de "El ruido y la furia" que parecen plagiadas del "Ulises". Los dioses griegos también eran híbridos y estaban "infectados" de religiones orientales y egipcias. Todo lo demás es desarrollo. Desarrollo genial, casi canceroso, pero desarrollo al fin. Lo mismo pasa con Bartleby, que prefigura a Kafka.

 ¿Y quien iba a imaginar que del contacto de aquellas tribus bárbaras que bajaban de los bosques y pantanos del Nordeste europeo con la refinada cultura romana iba a salir el estilo gótico? Y si pensamos en la música afroamericana...los negros aquellos que al entrar en contacto con la cultura anglosajona, terminaron por producir el arte más original de la América  del Norte y uno de los aportes más fértiles a la nueva música. Y sin embargo nace de una mezcla de espíritu religioso africano, corales luteranos, tristeza esclavista, ritmos negros, canciones irlandesas y escocesas...Y si echamos una mirada a este siglo, todos los bailes populares que dominan el mundo entero son americanos: el jazz en todas sus formas. la música afrocubana, los bailes brasileños, el tango argentino y sus derivados...Y en cuanto al arte pop, es aquel que reinterpreta elementos de la publicidad, las historietas, el cine y los objetos de uso cotidiano para crear cuadros u otras manifestaciones artísticas.

Y...

"¿Qué, quieren una originalidad absoluta? No existe. Ni en el arte ni en nada. Todo se construye sobre lo anterior, y en nada humano es posible encontrar la pureza".
Ernesto Sabato.


sábado, 10 de junio de 2017

...sutileza


La diferencia entre los hombres no se manifiesta solamente en la diversidad de sus juicios de valor, en el hecho de que deseen bienes diferentes y de que estén en desacuerdo sobre su grado de valor sobre la jerarquía a establecer entre los bienes reconocidos por ellos. Esta diferencia se revela más aún en lo que llaman la propiedad,  la “posesión” de una cosa o de algo. Si se trata de una mujer, por ejemplo, un hombre modesto considerará como un signo de propiedad suficiente y satisfactorio el hecho de poder disponer de su cuerpo y de gozar de él. Otro, más desconfiado y exigente, verá lo que semejante posesión  tiene de incierto, de puramente aparente, y exigirá pruebas más sutiles; querrá saber, ante todo, si la mujer no sólo se entrega a él, sino también si renuncia a lo que tiene o a lo que desea tener: solamente entonces creerá poseerla...



lunes, 5 de junio de 2017

Esencia y memoria...


Dentro de la existencia concreta de cada uno se va gestando esa tendencia a la perfección, ese impulso tan fuerte a pesar de nuestras limitaciones, es el deseo  del vínculo con nuestros congéneres...ese deseo de querer recordar  a los otros...recordar vivencias conjuntas...y sentir nuestra particular forma de querer...esas perspectivas que acogen cada historia de amor o de amistad...que arrancan, fundamentalmente, de un tiempo vivido, en el que nuestras decisiones y elecciones han ido dibujando los contornos de una personalidad.

Somos desde la memoria, y no sólo del pequeño espacio del puntual recuerdo, sino desde el tejido que nuestros actos han ido formando y que dicen cómo hemos llegado a ser. Pero queremos y deseamos también  como ha querido y desea esa memoria: queremos desde nuestra concreta  y determinada esencia, desde las fibras que han urdido nuestra personal biografía, desde los rincones en que nuestro cerebro ha aprendido, o le han enseñado, a movilizar o a paralizar sus neuronas...

La memoria inventa y descubre el espacio que va cobijando la contextura de nuestra ideología, de lo que pensamos del mundo y de los otros seres, es la voz de ese lenguaje interior...que con toda naturalidad deseamos transmitir a través de nuestras letras...en este caso es la literatura, esa híbrida expresión del espíritu humano que se encuentra entre el arte y el pensamiento puro, entre la fantasía y la realidad...que puede dejar un profundo testimonio de este trance, y quizás sea la única creación que pueda hacerlo...