..

..
Es preciso llevar algún caos dentro de sí para poder engendrar estrellas danzarinas. Nietzsche.

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 27 de abril de 2012

Santa criatura, Teresa


Decía Esteban García-Albea, refiriéndose a la vida de Santa Teresa de Jesús, que había que sacarla de esas "interpretaciones maliciosas" cuando algunos escritores hacen alusión a sus éxtasis buscando componentes sexuales. Interpretaciones que se han apoyado sobre todo en cómo contó la santa "la visión del querubín"...

Decía Santa Teresa:

"Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía que las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande a Dios. Era tan grande el dolor, que me hacía dar aquellos quejidos y tan excesiva la suavidad que me pone este grandísimo dolor, que no hay desear que se quite...Y vinome un arrobamiento tan grande que casi me sacó de mi.
Senteme, y aún pareceme que no pude ver alzar, ni oír misa".

Así dejó escritas y descritas Santa Teresa algunas de sus experiencias místicas...


(Quizás desde siempre esto haya sido la única y verdadera revelación)

viernes, 20 de abril de 2012

Mazazos...


Magistrados.

No hace mucho un amigo me hablaba de magistrados, y más en concreto, de magistrados politizados.

--¿Entonces es cierto que estos señores juzgan con arreglo a su tendencia política?--le pregunté.

Mi amigo me miró con una de esas miradas que siempre me dedica cuando se da cuenta de lo ingenua que soy a veces. Y con una sonrisa de esas de él que es como decirme: ¡qué poco sabes de la vida¡" se acercó a los cristales del ancho ventanal y se quedó como mirando afuera, pero sin mirar...meditabundo. Ante su impertinente silencio yo proseguí:

--Bueno, siempre he pensado que un juez tiene que estar por encima de esas cosas...

Cabeceó un poco y se volvió para decirme:

--El tema de la justicia y la falta de ética de los que la ejercen siempre me ha preocupado. Si te tomas la molestia de mirar en las hemerotecas encontrarás seguramente algunos artículos que publiqué en su día.

--Ah, lo tendré en cuenta.

--Te pondré un ejemplo--comenzó mientras se sentaba en un sillón de ejecutivo--Hace unos años en un lugar de España tuve un alumno brillante. Pero a sus 18 años ya era racista, defendía el fascismo, ciertas dictaduras y la superioridad del hombre sobre la mujer. Era radical, no conocía la moderación, ni la tolerancia. Curiosamente era voluble, inseguro, aunque tenía cierto encanto cuando trataba de disimularlo. Y era muy culto.

--Una joya, vamos.

--Sí. Su pieza musical era Tannhaüser de Wagner, su ideólogo Kipling y le inquietaba el Émile de Rousseau.

--Un tipo interesante, sí, si.

--Tuve una sincera amistad con él.

--No me cabe la menor duda.

--Pues bien, este joven licenciado en Derecho con Premio Extraordinario, a continuación hizo oposiciones a juez y ganó la plaza con el número uno.

--¡Vaya¡ ¿Y ha llegado a ser un buen juez?

Mi viejo amigo sonrió de nuevo. Pero esta vez noté en sus ojos un poso de tristeza.

--En España asistimos a frecuentes decisiones judiciales que causan indignación. Está claro que las oposiciones no garantizan el buen juicio ni el sentido ético--quise interrumpirle pero mi amigo prosiguió:

--En varios países donde he vivido se elige a los jueces entre los abogados en ejercicio que después de 20 años han probado su sabiduría, su buen juicio y su sentido ético...

De pronto se interrumpió, como si un recuerdo lejano hubiera invadido su mente. Se levantó y se situó de nuevo frente a la ventana.

Tras su silencio quise, con un gesto, que siguiera contándome. Pero quitándose las gafas hundió sus dedos en su entrecejo, cerró los ojos, sacudió un poco la cabeza y dio por zanjado en asunto.

Los dos volvimos a lo nuestro, pero noté que un halo de nostalgia había invadido el ánimo de mi amigo.

viernes, 13 de abril de 2012

...inteligencia retraída


Embarazo psicológico...

Los amantes...esos señores que penetran la mirada muy hondamente en la ciencia de escudriñar...y que se ha dado en llamar "los expertos", aseguran que a veces da resultado...eso de dejar la mente en blanco y tirar millas hacia adelante, y sin detenerse, sin pensar en las comas ni en los puntos suspensivos...seguir y seguir salga lo que salga, sin preocuparse de enlazar adornos ni atrezzos, sin invocar al sortilegio de lo poético...escritura despojada de todo lirismo...Los expertos aseguran que lo que se hace de este modo es escarbar a ciegas en el subconsciente. Y claro, ahora mismo, en este momento, me viene a la mente mi propia imagen tumbada en un chaise-longue delante, o al lado, o detrás (que nunca se sabe), de un tipo con cara circunspecta que se autodenomina psicólogo y que con ni siquiera mirarme va tomando notas de mis paridas paranoicas, de mis vómitos psicopáticos sin lucha, sin prioridades, y con su media sonrisa escorada hacia un lado, empieza con sus movidas...posicionales de glúteos...Y claro, aunque el caos suele ser subjetivo, es también sugestivo y atrayente...y sale al encuentro mi sentido práctico, que es jugar con esa pseudociencia que maneja la psicología...plasmar aquí mis mierdas, mis chorradas, e incluso mis tonterías más light. No me va a costar mucho esfuerzo...es como echarle un pulso al experto...así que de momento esto sigue...

Y...veo a una niña pequeña que tiene frío, y a un padre que la contempla en su cama, que la arropa y acerca su cara para notar la respiración de la niña...que con las yemas de sus dedos acaricia suavemente su pelo...una niña que ríe y juega con su papá, que la abraza y que humedece su carita infantil con lágrimas de añoranza...y la pequeña sabe que su papá está en peligro, que lo intuye sin saber porqué, y ella siempre le pregunta que dónde está su mamá...luego cambia la escena y aparece una reina, una reina que no es la niña, es la reina de la casa, su abuela...la que un día le regaló un espejo para que la niña se contemplara en el. Aunque lo importante no es lo que tú veas de ti, le decía su abuela, , lo importante es cómo te vean los demás, eso es lo que te dará la verdadera dimensión de ti, y con ello podrás jugar a tu favor o en contra, porque la vida es un juego...

Respiro hondo.

Mi mirada se posa en la pared...en esa mancha gris casi negra...pero no, no hay mancha, sólo es el espejismo que provocan mis ojos entornados...el efecto de mis pestañas que son como barrotes proyectados en la pared ¡ay, doctor¡ que yo no sé nada de nada, estoy mal cuando nada me falta y estoy mal cuando nada tengo...¿Y si estuviera un poco loca? Sí. Creo que es más que posible (sonrío) y me da por pensar, doctor, que usted también tiene sus derrumbes y sus reconstrucciones...sus abismos y sus agujeros negros...sus decepciones, sus escepticismos. Sí, claro, ya sé, hablaré sólo de mi, de mis múltiples estados, ja ja ja...

 
Porque yo soy Abisag, o la reina de Saba, o Cleopatra, o Irene Adler...o Lara Croft. Sí, al fin y al cabo todas ellas somos la mujer, con los ojos entornados o abiertos de par en par...con la íntima creencia  de que los sumerios inventaron la escritura para cultivar el pensamiento de nosotras las mujeres...véase sino a Sherezade ¿verdad que ella sí entendió el mensaje subliminal de los hombres? Con su elocuencia difusa, con su confusión moral, palabras de sumisión durante el día y gritos de rebeldía durante la noche...para conseguir mostrar como un trofeo esa epifanía del hombre justo...Perdóneme, doctor, por este insano hábito que me posee; por este incordio de reflexionar...por pensar en "citarme" a todas horas ¡no puedo evitarlo¡...y es que todo se puede aprovechar poniéndole algunos adornos (inevitable), innecesarios decía Antonio Machado: "Pensar en deambular de calle en calleja, de calleja en callejón, hasta dar en un callejón sin salida". Y qué es la literatura al fin y al cabo ¿no es dejarse llevar por el río de Heráclito y creer en lo verdadero de lo pensado? ¿creer que todo es inmutable aunque parece variar?..."Nunca os guardéis lo escrito" eso decía el poeta. "Porque lo inédito es como un pecado que no se confiesa y se nos pudre en el alma, y toda ella se contamina y corrompe. Os libre Dios del maleficio de lo inédito"


Así que esto es esto: parida imaginaria, virtual...escritura sin mucho sentido...o quizás todo lo contrario...

miércoles, 4 de abril de 2012

Aniversario


Segundo aniversario.


Las palabras en estos casos se hacen monótonas por repetitivas...

El agradecimiento se demuestra con la mirada...con manos cálidas, incluso con lágrimas titilantes entre las pestañas...Pero en este mundo de letras de los blogs...un "MIL GRACIAS" sintetiza todo el agradecimiento.

Mi agradecimiento, porque desde el primer día habéis dejado comentarios en cada una de mis entradas, y a veces habéis dejado conocimiento implícito de varios temas.

Mi agradecimiento a los que discrepáis porque con ello me hacéis meditar sobre mis defectos...

Mi agradecimiento a todos los que silenciosamente paseáis por este humilde espacio con la mirada y sin decir nada.

Por todo ello ¡MIL GRACIAS¡ Y espero que estemos juntos mucho más tiempo...al menos todo el tiempo en el que estando juntos seamos felices...

 
Besos y...
Copas...